jueves, 6 de noviembre de 2008

QUIMIOPREVENCIÓN Y EL VINO TINTO

Hace unos días he leido por casualidad, una entrevista que aparece en El Pais traducida del "Der Spiegel" que le hacen al Dr. Harald zur Hausen, "que por las investigaciones sobre el cáncer del cuello de útero, donde descubrió el papel del virus del papiloma humano, recibió el Premio Nobel de Medicina en 2008, junto con Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier." (Información extraida de la enciclopedia Wikipedia.)

Y no es que me considere un hipocondriaco, pero este tema y viniendo de una autoridad como es un Premio Nobel, pues me dió por leerlo.

El eminente científico alemán, de 72 años, habla del papel que desempeñan los virus en el desarrollo del cáncer y relaciona el consumo abundante de carne de vacuno casi cruda como un importante factor de riesgo, pero además dice algo sobre el vino. Y a eso vamos.

Aunque él mismo confiesa que el ser un premio novel no va unido a poseer el don de la omnisciencia, dice, entre otras cosas de mucho interés, que, por si acaso, él se toma los bistec bien hechos.

Pero por lo que me atrevo a escribir sobre este asunto es porque toca un tema que, aunque ya está bastante tratado en la viticultura y la enología no por ello debo dejarlo citar en este blog: LOS POLIFENOLES.

Transcribo las dos últimas preguntas y respuestas que aparecen en la entrevista y asocio al tema preferente de este blog: EL VINO.

P. ¿Cree que en el pasado se ha invertido muy poco en prevención y demasiado en terapia?
R. La prevención merecía más atención. La forma más eficaz de combatir el cáncer consiste en cambiar nuestro estilo de vida, no fumar, evitar la obesidad, evitar el consumo excesivo de alcohol y la exposición a los rayos uva. Pero tenemos que encontrar vías nuevas para prevenir el cáncer a través de la investigación pura.
P. ¿A qué se refiere?
R. A la QUIMIOPREVENCIÓN, por ejemplo. Existen un montón de sustancias muy prometedoras como, por ejemplo, LOS POLIFENOLES. La más conocida de estas sustancias es EL RESVERASTROL, un remedio milagroso muy alabado, PRESENTE EN EL VINO TINTO. Pero existen muchas más sustancias de este tipo. Todas ellas han demostrado en experimentos con animales que son adecuadas para evitar el cáncer. Además, influyen sobre la circulación cardiaca e incluso sobre el proceso de envejecimiento.

Podemos considerar un par de vasos de VINO TINTO al día como un medicamento, casi para todas las personas.

Hay personas a las que los médicos no se lo permiten.
En fin, esto es todo por hoy.

Salud, suerte, vino........... y jamón, chorizo y queso; claro

1 comentario:

SIBARITASTUR dijo...

hola, navegando he visto tu blog, que soorpresa, he veraneado mucho ahi y en adón, acabo de abrir un blog, www.sibaritastur.blogspot.com, espero estemos en contacto....